Ecos: first continent, la reseña

Introducción

El bingo siempre me ha parecido un juego fascinante. Recuerdo, de niño, partidas con la familia: la emoción al esperar a que el abuelo cantase el número, la ilusión al tapar espacios en tú cartón, la decepción cuando la suerte era esquiva o la sensación de triunfo cuando conseguías cantar LÍNEA! o, en el mejor de los casos, BINGO! Es la perfecta demostración de la atracción que los seres humanos sienten por el azar en general, y los juegos de azar en particular. Desafortunadamente, con el paso del tiempo el bingo dejó de ser fascinante a ser simplemente aburrido.

Así que cuando escuché hablar hace unos años de Rise of Augustus, cuya mecánica  principal estaba basada en la de nuestro viejo amigo Bingo, no le presté demasiada atención, curiosamente todo lo contrario a lo que ha pasado con Ecos: first continent.

Y digo curiosamente, porque Ecos, diseñado por John D Clair, diseñador entre otros de Mystic Vale, usa exactamente la misma mecánica principal que Rise of Augustus y que el Bingo. No se si ha sido la temática (fuerzas de la naturaleza compitiendo por crear el primer continente) o los comentarios que decían que era cómo “un Augustus más estratégico”, pero algo hizo clic en mi cabeza y decidí comprar el juego en mi reciente visita a la feria de Essen!

¿Cómo se juega?

¿Y cómo funciona el juego? Pues la premisa es bien sencilla: En cada turno, el jugador activo, que en las reglas en inglés llaman el “Harbinguer” y que voy a traducir de ahora en adelante cómo “el binguero”, se encarga de ir sacando tokens de Elemento de una bolsa llena de ellos.

Tokens de elemento, el equivalente a las bolitas del bingo

A su vez, todos los jugadores, incluido el activo, empiezan con una mano de 12 cartas (en las primeras partidas el diseñador recomienda usar unos conjuntos predefinidos, para más adelante pasar a usar un sistema de draft) de las cuales 3 de ellas están en la mesa boca arriba y las otras 9 permanecen en mano. Estas cartas, muestran una serie de símbolos que se corresponden a los de los tokens de Elemento, y una serie de acciones a llevar a cabo una vez la carta sea completada.

Ejemplo de cartas con sus diferentes acciones o efectos

Para completar una carta, por cada símbolo que el binguero saque de la bolsa, los jugadores podrán usar un cubo de su reserva (empiezan con 7) para tapar uno de los símbolos en las cartas, y una vez todos los símbolos estén tapados, se recuperan los cubos y se llevan a cabo las acciones marcadas en la carta.

Estas acciones pueden ser básicamente obtener más tokens de Elemento (de manera similar a que si el binguero los sacase de la bolsa), lo que puede generar combos al completar una carta, ganar puntos de victoria y/o modificar el continente que da nombre al juego, ya sea añadiendo/quitando losetas de terreno (hay de 3 tipos: selva, desierto y agua), añadiendo o quitando tokens de árboles y montañas (con ciertas restricciones) y poner/mover/eliminar animales (también con sus restricciones dependiendo del tipo de animal: por ejemplo los tiburones sólo pueden ir a losetas de agua, o los gorilas sólo pueden ir a losetas donde haya un token de árbol), lo que a su vez puede proporcionar más puntos de victoria.

Partida en curso

Los jugadores también pueden decidir, en lugar de colocar uno de sus cubos sobre una carta (o en el caso de no tener cartas), rotar su “dial”. Esta acción, permite, si se repite varias veces, conseguir cubos extra, bajar cartas de la mano a la zona de juego (jugar una carta en el manual) o conseguir más cartas para la mano (ganar una carta en el manual)

En el momento que el binguero extraiga de la bolsa un símbolo de Elemento Salvaje (que actúa también de comodín) se acaba su turno. Todos los tokens se devuelven a la bolsa y el jugador activo pasa a ser el siguiente.

Y el juego continúa así hasta que alguien alcance los 80 puntos (60 en el juego corto) y justo en ese momento se juega una ronda más y el jugador con más puntos es el ganador.

Token de Elemento Salvaje

Mi opinión

Cómo veis Ecos es un juego, en su estructura, bastante sencillo. Partiendo de la mencionada mecánica del bingo añade una serie de capas de profundidad que le dan cierto toque estratégico (sobre todo si jugáis con draft) y por encima de todo, táctico: ¿En que carta coloco el cubo? ¿Lo descarto y roto el dial? En ese caso, ¿Lo hago para ganar más cubos o para jugar más cartas? ¿Dónde coloco las losetas? ¿Y los animales?

Hay suficientes decisiones cómo para que el juego no se sienta dirigido, y a la vez son sencillas e intuitivas, lo que conlleva una curva de aprendizaje baja y la posibilidad de jugar con gente más casual.

Y aunque el tema está algo pegado, no desentona en absoluto, y algunas acciones que realizan con los animales dan bastante el pego (una carta mueve un tiburón de una zona de agua a otra, eliminando a todos los demás animales, por ejemplo). Además, el diseño gráfico, aunque siempre algo muy subjetivo, a mí me parece agradable y bastante bonito. La calidad de los componentes es otro tema, algunos son muy buenos (tokens de Elemento, de árboles y de montaña) pero en otros casos llegan justito al aprobado (si, hablo de la caja, de un cartón especialmente fino, y de los, por otra parte, muy útiles, recipientes para guardar cubos y animales, hechos de un cartón también que se dobla con prácticamente mirarlo)

Recipientes para cubos y tokens de animales

Conclusión

En definitiva, Ecos es un juego familiar, con unas mecánicas sencillas pero muy sólidas, una toma de decisiones no demasiado profunda pero interesante casi siempre y que además permite completar partidas con un rango de jugadores bastante amplio (de 2 a 6, aunque según la bgg mejor de 2 a 4) en aproximadamente unos 90 minutos.

¿Y vosotros, habéis jugado a Ecos? ¿Qué os parece? Dejad vuestras opiniones en los comentarios!

Qué te ha parecido esta publicación?

Pulsa en un icono para valorarla!

Valoración media: 4.5 / 5. Número de votos: 2

No hay votos de momento. Se el primero en valorar esta publicación!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *